“La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso.” Franz Liszt. 

Este proyecto inicia en el año 2009, lleva adelante un espacio de formación musical en el que participan 200 niños y niñas del barrio Altos de la Florida, los cuales reciben clases de canto, guitarra, percusión, aprestamiento y preparatorio. Además, el proyecto cuenta con la conformación de los grupos de ensamble de rock, camerata y orquesta.

De tal forma, se propicia el aprendizaje musical a fin de que descubran sus habilidades y aptitudes orientadas hacia el crecimiento personal, el desarrollo de su capacidad de concentración y la toma de conciencia del valor de su vida.

Mantiene un programa de recreación y conocimiento del folclor, que les permite ocupar su tiempo libre y desarrollar sus capacidades de convivencia desde la no violencia. Abre espacios para encuentros con otros grupos y comunidades, ampliando la socialización y los horizontes de vida.